jueves, marzo 23, 2017

Amargado

Si nunca hubo forma de convencerme
el azul que nace
a mi mismo que he vivido enfermo
de la carne macerada
todo es tiempo
entre todos los gusanos
Cuando la luz del día llega a mi rostro
devoramos el tiempo
sólo siento que quiero gritar
lo que queda entre los dedos
me quema
que suena mal
me daña
me quiero quemar
no quiero sentir nada
que quiere y sueña
sólo encerrarme en un lugar donde no llegue y poder respirar
yo vengo de donde no existe
una vez
el tiempo
dos veces
el sonido
tres veces
y el momento
nos compraron con dos promesas

No hay comentarios.: